Mas repercusiones sobre la situación en Mar del Sud

Las noticias locales de MDS siguen en auge. En la edición Nº 109 del Semanario la Voz de Miramar el Dr. R. Alfredo Puente hace un fuerte descargo en una carta de lectores en referencia a la columna de opinión publicada en ese medio hace unos día. Aquí esta la transcripción de la misma.

Estimado Directora:
Debo suponer que el artículo “Mar del Sur y el paternalismo feudal” que leo en vuestra Edición digital Nº 107 está escrito por el Señor que con calidad profesional retratara vuestro fotógrafo ya que carece de firma.

Resalto la figura retratada ya que el texto sigue al semblante en el que se refleja la violencia que su pluma nos entrega.

Yo estuve en la casa de los Ruiz Díaz ese trágico sábado 14 y tengo el honor de que ellos me llamen por mi nombre, me imagino que el autor también habrá ido a acompañarlos mas allá de cualquier especulación de protagonismo o defensa de instituciones u otros intereses.

Señora Directora, la carta ofende, ataca, destruye, divide y pretende mostrar una “dialéctica” que nunca existió en el ánimo de las personas presentes y de todos los propietarios no residentes que he conocido en los muchos años que concurro a Mar del Sur.

La Cooperativa, la Asociación de Jubilados, el Club de Fomento y Los amigos de Mar del Sur son las asociaciones relacionadas con nuestro querido pueblo.

Es fácil, para el autor, disparar su ataque situándose como observador y juez de torcidas intenciones y pretender darnos clases sobre moral social.

Ninguna de esas asociaciones tiene las puertas cerradas para los que quieren trabajar en ellas y no todos tenemos las agallas para hacerlo.

Es de imaginar que después de 59 años de venir a Mar del Sur el autor ha expuesto sus propuestas en alguna de esas asociaciones para otorgarse el derecho de interpretar, mal interpretar, las acciones de otras personas que trabajan y quieren hacer algo por Mar de Sur.

Es fácil criticar a los que trabajan en esas instituciones y, pretender que piensen y actúen según nuestro criterio es, por lo mínimo, triste.

Peor aún es despotricar contra cualquier discenso aunque este se realice dentro de los sistemas institucionales creados para ese fin.

Señora Directora, yo y muchos queremos que Mar del Sur siga siendo la Villa veraniega de nuestras lejanas juventudes. El que piense que este deseo va en contra del progreso se equivoca de cabo a rabo o cree absolutamente que los males del desarrollo son inevitables y que es mejor pactar con ellos que oponerse a ellos.

Desear y trabajar para que se mantenga la ecología, para que haya mejores oportunidades educacionales, para que no se corte la energía eléctrica, para que haya mas seguridad, para que los mayores tengan su lugar, para que exista una guardería de niños en los meses que sus mamás trabajan para atender al turismo o para que se preserve el patrimonio histórico que representa el Hotel, no me parecen actos de paternalismo soberbio y anacrónico o actitudes egoístamente conservadoras.

Si el autor hubiese estado presente el 14 ensuciándose las alpargatas en las cenizas de la casa de los Ruiz Díaz hubiese escuchado el clamor de las personas que él cree defender pidiendo a los que vivimos en Buenos Aires ¡hagan algo, esto no puede seguir así!.

Para los queridos amigos habitantes permanentes de Mar del Sur sepan que vuestros problemas son nuestros problemas y que juntos podremos hacer más y que alguien hable de adueñarse del pueblo es una tontería.

Si todos, residentes y no residentes, propietarios y veraneantes, tenemos un “sentido de pertenencia” y nos sentimos “mardelsurenses”, podremos gozar del progreso y luchar con mas probabilidades de éxito contra los males que se nos presentan en “nuestro” querido Mar del Sur.

Represento a muchos, muchísimos, que jamás han osado calificarlos de la manera tan ofensiva como se atreve a nombrarlos el autor del artículo que comento, estamos con ustedes, los queremos y los respetamos.

Señora Directora, es muy válido que el autor defienda su honor pero no que use el filo de sus palabras para dañar y dividir, restar en vez de sumar.

Si usted tiene a bien publicar la presente quiero hacerles llegar a los lectores una invitación a la unidad y al trabajo en común, no todos pensamos igual ni eso es deseable, pero si estoy seguro que hay objetivos comunes y espacios donde podemos aportar nuestros esfuerzos en pos de nuestra comunidad.

La saludo muy atentamente
R. Alfredo Puente
rapuentesolari@hotmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias Locales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s